+34 646 018 189info @ iriamago.com
Jeans

Los Jeans: Su historia

Quien diga que no tiene un par de jeans en su armario, miente.

No importa la estación, el estilo que tengas o el que esté de moda, ni tu talla ni tu presupuesto. Todos tenemos unos jeans en nuestro armario porque esta prenda es uno de los básicos incluidos en la biblia de la moda.

Estos pantalones hechos de mezclilla conocidos como jeans o blue jeans se popularizaron cuando en 1873 Jacob David y Levi Strauss patentaron una mejora con remaches de cobre en EEUU pero el verdadero origen de los jeans se encuentra en la ciudad de Génova, al norte de Italia. Los vaqueros se fabricaban para la armada genovesa durante la república de Génova en el S.XVII porque sus marineros necesitaban un pantalón que fuera resistente y práctico y se exportaban a toda Europa. Así que es más que probable que la palabra jeans tenga su origen en Gênes, (Génova, en francés).

Desde entonces, no hemos dejado de usarlos. Todos nos hemos subido al carro de este básico, incluso los grandes diseñadores haciendo de esta pieza una auténtica joya. ¿Conoces los vaqueros más caros del mundo? Son de la marca Secret Circus, se venden por la friolera de 1,3 millones de dólares y llevan diamantes bordados en los bolsillos traseros.

No es necesario gastarse tanto dinero en unos jeans pero invertir en esta prenda tan polivalente es fundamental para sacarle partido durante mucho tiempo. Los vaqueros son combinables con todo. Da igual si los llevas con unas bambas, unas sandalias con brillos, una chaqueta de lana o un trench que combinará a la perfección. Y en cuanto a patronajes hay para todos los gustos, así que no importa la tipología corporal que tengas porque habrá por lo menos un par de jeans que te sienten como un guante. Te propongo algunos:

ClassicStraight: Sienta bien a la mayoría de tipologías y genera esbeltez por crear dos líneas verticales en las piernas.

Slim bootcut: Son la elección más adecuada si tienes los gemelos anchos.

Boyfriend: Perfecto para chicas con piernas muy delgadas o con poca cadera. Al ser un pantalón que no se ciñe creará volumen, y compensando hombros y caderas.

Skinny: Evítalos si tienes mucha cadera o las piernas cortas y anchas.

Acampanados: Al crear curvas en los laterales de tu cuerpo, potencia las caderas.

Capri: Por encima del tobillo, con un corte lateral o dobladillo. Ideal para chicas muy altas. Al crear un corte horizontal del bajo del pantalón con la pierna, la acorta visualmente. Si lo acompañas con unas bailarinas, crearás un look de lo más lady. Si son rectos disimula las caderas.

Diapositiva1

La realidad es que, con el paso de los años, los jeans han evolucionado en todos los sentidos y se han ido adaptando a las tendencias y necesidades de todos en cuanto a tejido, patronaje, color y precio. Fieles en nuestro armario, nunca nos fallan y seguramente en más de una ocasión nos hayan sacado de un apuro o imprevisto.

¿Sabías que…?

El clásico 501 de Levi’s debe su nombre al número de lote de fabricación que se le asignó en el momento de su fabricación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *